EL PALACIO

Además de por sus míticos Cerros de Úbeda y por producir un fantástico aceite de oliva virgen extra, la ciudad de Úbeda (Jaén) es conocida por su
arquitectura renacentista, que le llevó en 2003 a ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, gracias a Francisco de los Cobos, secretario de Carlos V, y el arquitecto Andrés de Vandelvira.

Uno de los edificios responsables de ello es el  Palacio de los Medinilla, que fue levantado en el siglo XVI. En pleno casco histórico, el edificio, que tiene carácter privado, está perfectamente preservado y aún mantiene intacto su patio a dos alturas con columnas.

Lo reconocerás por su fachada con escudos y por las enormes puertas de madera y las argollas de hierro donde antaño se ataban los caballos.